Back to home
Ciudadano Cano

UN FIN DE SEMANA DE VERDAD

Podría suceder cualquier fin de semana. Envío un whatsap con un mensaje de imagen, de texto, o de voz que cuesta menos trabajo. Avisó así que llegaré tarde a la fiesta, a la cual he confirmado asistencia previamente vía evento en facebook. Se acerca el momento de la reunión y el mundo lo tiene que saber, lo tuiteo, adornándolo con un hastag que resuma la fantástica esencia de la cita. Llego, la vivo y la instagrameo. Cada vez que pronuncio este nuevo verbo del milenio, no puedo evitar pensar en esas dos últimas silabas que me suenen a micción. Máxima difusión a lo acontecido. Capto un instante, casi nunca casual y añado un filtro de la felicidad que enamore los ojos de los seguidores, para que todos esos dedos que deslizan sin cesar, se vean irremediablemente obligados a adjudicar un me gusta, el beneplácito del éxito social.

En otra realidad alternativa, menos guay, pero más real, descanso la siesta en la intimidad del sofá, con la cara hinchada, despeinado y en pijama. Eso no se instagramea. Los ojos dividen la atención entre la ingente cantidad streaming que sale de las pocas pulgadas del IPhone y las muchas del LED. Decido abandonar momentáneamente mi mundo de pantallas y asistir a lo tangible. Otro cosmos donde coger una bici, pedalear per l’horta que todavía queda y que me rodea tan cerca de la ciudad. Ver verde y oler abono es bueno, hay que hacerlo más; seguir, observar y respirar el mar que demasiadas veces se me olvida que está. Acabar, aparcar y sentarse en una butaca afelpada, menos cómoda que la del sofá pero más intensa. En el teatro Olympia, que es maravilla cultural, disfruto de toda la magnitud de Hector Alterio interpretando El padre. El trágico alzheimer salpicado de humor en la obra de Florian Zeller y que me emociona en la piel de un gigante sobre las tablas de 88 años, sublime. Me abstrae y veo la esencia, energía y actividad de quien ha vivido tanto, sin redes, si lo buscas en instagram no lo encuentras. A escasos metros, sin pulgadas de por medio, llena mucho y me reconforta vivir tan de cerca la ficción, con tanta verdad…

By FerranCano, 09/11/2017
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM

@ferrancano